Saturday, December 31, 2011

Recibiendo el 2012

Con cada cambio de año empezamos a nombrar una lista de propósitos que estamos dispuestos a emprender para lograr, en casos generales, ser mejores personas.

Mis propósitos siempre han sido tratar de tener menos miedo o por lo menos tratar de controlarlo. Viajar mas, ejercitarme mas, comer mas sano (eso desde antes de Eat, Love and Pray), en fin, creo que similares propósitos que la mayoría de la gente.

Desde que perdí a mi madre hace ya 2 años y medio, me quedé con la sensación que aunque le dije siempre que la quería y estoy segura que nunca lo dudó, no le pude dar suficientes abrazos y no tuve la oportunidad de estar con ella los meses antes de su partida, aun así ella me lo pedía, por creer, o mas bien por estar segura, que era imposible perderla.


Pensé que sería lindo verla en época de navidad, cuando todo esta precioso, cuando todo esta decorado, y siendo una época tan familiar. La perdi a fines de Agosto, faltando solo 4 meses para la navidad. Obviamente esto es algo que tengo constante en mi pensamiento y no puedo perdonarme.

La oración: "En vida, hermano, en vida", que coincidentemente es algo que ella siempre trataba de inculcarnos, tiene ahora un valor mucho mas intenso.

No dejemos las cosas para mas tarde, o para mañana, o cuando cambie el año.

Vivamos apasionadamente todos los días, tratemos de ser mejores hoy, apostemos siempre a este día, mañana ya no sabemos.

1 comment:

OLGUIS said...

tienes toda la razon patricia.
Yo perdi a mi tia maria enriqueta ahora despues de navidad y me dio mucha pena no haber podido estar alla en sus ultimos dias.
Besos y Bendiciones.
Olguita.